[vc_row][vc_column][vc_column_text text_larger=”no”]

La videovigilancia es una de las mejores medidas de seguridad. Gracias a la tecnología, disponemos de más opciones que nunca. En este sentido, la primera elección que surge es escoger entre una cámara IP o una cámara CCTV. (H2) Ventajas de las cámaras IP y CCTV

Cualquier tipo de cámara tiene la ventaja de ser muy disuasoria. Ya sea una cámara IP o una cámara CCTV, grabar a un intruso implica que pueda ser reconocido y capturado.

Teniendo en cuenta esta característica común, vamos a ver en qué se diferencian las ventajas de una cámara IP frente a las de una cámara CCTV.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_column_text text_larger=”no”]

Ventajas de una cámara IP

Las cámaras IP, o cámaras de red, son dispositivos de vídeo que se conectan a través de Internet. Pueden transmitir vídeo de alta definición y son la alternativa a la cámara CCTV tradicional. Sus ventajas son:

  • Más económicas que las cámaras CCTV.
  • Mayor número de opciones y cualidades por un precio menor.
  • Fácil instalación y mantenimiento.
  • Se conectan a cualquier ordenador o móvil, de manera que podamos ver y manejar la cámara desde cualquier sitio en el que tengamos Internet.

Si no disponemos de mucho presupuesto o no tenemos requisitos especiales, una cámara IP puede dar seguridad y tranquilidad por muy poco.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text text_larger=”no”]

Ventajas de una cámara CCTV

Las cámaras CCTV hacen referencia a las que están conectadas a un circuito cerrado de televisión, de ahí sus siglas. Normalmente, estas cámaras llevan las imágenes a monitores donde podemos ver lo que pasa en todo momento.

Sus ventajas principales son:

  • Mayor fiabilidad de imagen, ya que la cámara conecta directamente con el monitor, no perdiendo detalle por saturación de la red.
  • Mayor seguridad si está conectada a una central. Lo ideal es que este tipo de servicios lo instale una empresa de seguridad, que se encarga de gestionar el circuito. De esa manera, es una solución más profesional que las cámaras IP. Ante cualquier alerta, verificarán la amenaza y, si es necesario, enviarán a un agente de seguridad a la par que avisan a la Policía.
  • Seguridad anti-inhibición, ya que la señal CCTV no se puede inhibir, al contrario que sucede con la señal por Internet.
  • Seguridad anti-sabotaje, puesto que si alguien intenta sabotear el cable del sistema CCTV, se enviará una señal de alerta a la empresa de seguridad.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda